Caso López: obras inexistentes y millones que se esfumaron en Oberá

titorindsfleisch

A días de la detención del ex Secretario de Obras Públicas del kirchnerismo, José López –detenido cuando revoleaba 9 millones de dólares no declarados-, se conocieron más detalles de los contratos firmados con el ex intendente Ewaldo Rindfleisch. Las abultadas cifras y las obras inconclusas o inexistentes, mueven a la sospecha sobre la conexión misionera del emblemático caso de corrupción en el Estado, durante el anterior gobierno.

Parte del dinero que José López -ex hombre de obras públicas del kirchnerismo, hoy preso- mandó al municipio de Oberá para realizar obras que nunca se hicieron fue dado a empresas locales, según documentación oficial. Es sustancial detenerse en el hecho de que también existen documentos firmados por funcionarios municipales que certifican que el dinero a Oberá, llegó. Entonces, si el estado nacional, el provincial y el municipal concuerdan, admiten y existen papeles que demuestran que dineros públicos fueron a Oberá para hacer obras. Obras que incluso fueron licitadas y adjudicadas a empresas que comenzaron a recibir parte de esos montos. Pero las obras no se hicieron. ¿Adónde fue a parar el dinero que llegó? Como ampliación de la denuncia penal que hizo el pasado 9 de diciembre, el ciudadano obereño Ramón Escobar presentó documentos que certifican que entre los años 2013 y 2015 el estado obereño recibió fondos de su par nacional -vía el sombrío José López- para realizar obras que le fueron adjudicadas a empresas a través de una licitación. Vale tildar el sustancial hecho de que las obras nunca se hicieron. Cuestión que es, además, fácilmente comprobable. Las copias de los contratos originales entre las empresas y el municipio, en tiempos de la gestión Rindfleisch, fueron entregados a Escobar y a la fundación “Poder ciudadano” por el mismísimo representante legal de la actual gestión del alcalde Carlos Fernández, el doctor Mijael Julián. Recapitulemos. En el último gobierno de Cristina Kirchner se pergeñó un plan denominado “Más Cerca, Más Municipio, Mejor País, Más Patria” que se implementaba a través del ministerio de Planificación Federal que comandaba el ahora diputado nacional Julio De Vido (ministerio que fue desguazado en el inicio del gobierno del presidente Mauricio Macri y sus áreas pasaron a las órbitas de otros ministerios). La idea era presentada del siguiente modo: los distintos intendentes de cada municipio de cada región del país presentaban una serie de proyectos de obras a realizarse en sus pueblos, cosa que debía aprobarse en el ministerio a cargo de Julio De Vido. Lograda la aprobación, el estado nacional financiaba esas obras enviando fondos a través de la secretaría de Obras Públicas, manejada por el ingeniero José Francisco López. El mismo que fue detenido a las tres de la mañana mientras arrojaba bolsos con millones de dólares, euros, pesos, yenes y joyas a un monasterio católico ubicado en el partido bonaerense de General Rodríguez. El mismo que hoy es un enigma para todo el país pero que Misionescuatro te viene contando de sus andanzas hace tres años, cuando Escobar empezó a preguntarse por unas construcciones y unos arreglos jamás comenzados. A pesar de que todos coinciden en que el dinero a Oberá, llegó (?) *Entre los años 2012 y 2015 la municipalidad de Oberá recibió $5.770.708,01. De ellos $2.412.199 fueron a Oberá vía IPRODHA. *La rendición de cuentas eran presentadas al ministerio nacional por el Ente Ejecutor provincial. ¿Para qué obras? Según consta en el oficio enviado como respuesta por el ministerio del Interior e incluso en los documentos firmados por el ex Secretario de Desarrollo Urbano en la gestión Rindfleisch, arquitecto Juan Carlos Balsari, las siguientes: *Provisión de agua potable: Para el barrio Villa Aeroclub—$399.992,50 Para el barrio Esperanza—$471.609,82 Para el barrio Villa Marttos—$441.212,90 Para el barrio Villa Svea—$439.458,07 Total para agua potable—$1.752.273,29 -Vale recordar que Oberá está en “Emergencia Hídrica”, así declarado por el Concejo Deliberante en 2009 y ratificado por el mismo parlamento en 2012. Casi dos millones de pesos para provisión de agua potable en barrios en el que los vecinos manifiestan que no recibieron una gota. *Para el “Sendero del Inmigrante”— $466.770,24 (en el lugar no existe un solo indicio de que se haya siquiera empezado a hacer esta obra. Simplemente, la obra no se hizo) *Para la Plazoleta “Malvinas Argentinas” (ex Cementerio) — $529.166,57 -Para la Plazoleta Cien Hectáreas · “Plaza de Boca Juniors”— $543.504,17 (los vecinos denuncian el estado de abandono absoluto de ambos espacios y que, a simple vista, se puede ver que nunca se utilizó medio millón de pesos para refaccionarlas, revestirlas y mejorarlas) *Pavimento urbano — $450.958,85 *Escobar acompaña en la denuncia, patrocinada por el abogado del foro local Orlando Luis Flosi, los distintos documentos con las firmas del gobernador Maurice Closs, del titular del Iprodha, Santiago Ros y de varios intendentes misioneros. *También se adjunta el documento en el que se autoriza la marcha del plan y de las distintas unidades ejecutoras en el año 2012. ¿Quién lo firma? Un tal José Francisco López. Ahora Escobar recibió de parte del Director de Asuntos Jurídicos-el abogado Mijael Julián-copias de dos contratos firmados entre la municipalidad de Oberá y dos empresas locales para encarar las obras financiadas por el erario público: -“Sendero del Inmigrante”: tras una licitación resultó ganadora la empresa local FE.MAR.SRL. El contrato con el estado obereño fue firmado por Martín Ibarra, socio de la firma, por un valor total de $1.775.926,97. Tiene fecha 1º de octubre de 2013 y un plazo de ejecución de ciento cincuenta días, “prorrogables por inconvenientes debidamente justificados”, según reza el contrato. La municipalidad emitió el certificado de pago a la empresa por un valor de $528.316,87. La obra, insistimos, ni siquiera fue iniciada y tal afirmación es de comprobación sencilla, rápida y objetiva. Si estaba el dinero pero no se hizo la obra. ¿Dónde está el dinero? -“Plaza Malvinas Argentinas (ex Cementerio local)”: tras una licitación resultó ganadora la empresa local “Pixel construcciones”. El contrato con el estado obereño fue firmado por Gianni Eliseo Piva, en representación de la firma. Tiene la misma fecha de celebrado, 1º de octubre de 2013 y un plazo de ejecución de noventa días también “ampliados por inconvenientes debidamente justificados”, según reza el contrato. La municipalidad emitió un certificado de pago a la empresa por un valor de $588.424,75. Los vecinos denuncian que la obra prevista para la plaza tampoco se llevó a cabo y que es verificable a simple vista. Y acá aparece un dato llamativo: Pixel aparece como empresa asociada al estudio “Mordochi, Balsari, Pixel” construcciones de Oberá. ¿Balsari? Toda esta información está en manos de Horacio Alarcón -juez de Instrucción 2 de Oberá- y de Myriam Estela Silke -fiscal-. La misma información la tuvieron en sus manos los nueve concejales de Oberá. Manifestaron que no les compete a ellos aprobar o desaprobar las cifras del último balance de la gestión de Rindfleisch y, con unas únicas objeciones planteadas por el concejal del PRO Horacio Loreiro, remitieron el balance al Tribunal de Cuentas de la provincia y asunto sellado, como con “Fastix”. Políticamente, no hay ni habrá decisión de impulsar investigación alguna. ¿Por qué? Sencillo de entender: -hay un solo concejal opositor: el mencionado Horacio Loreiro, del PRO. Los otros ocho fueron electos por la alianza Frente Renovador de la Concordia-Frente para la Victoria que responden al mismo conductor político de Rindfleisch: Carlos Rovira. A pesar de que seis de esos ocho hicieron campaña electoral montados en los cuestionamientos a Rindfleisch perteneciendo al mismo partido (hay un intento de despegue por parte del joven concejal peronista Alejandro “Toto” Etcheberger. Sería sano para la salud republicana del municipio que lo concrete). Hasta el momento los electores votan a renovadores para que investiguen a otros renovadores. De hecho, el gobernador obereño Hugo Passalacqua nombró a Rindfleisch director provincial de arquitectura, un organismo que depende de Hacienda pero que maneja un importante presupuesto propio. Y también andan por allí (“allí” quiere decir en puestos públicos en Posadas), Daniel Behler -el derrotado delfín de Rindfleisch en los últimos comicios para alcalde- y Juan Carlos Balsari. ¿Y la Justicia? “Por ahora no se mueve”, dijo Escobar. Dijo también que pretendió hablar con el juez Alarcón pero que no fue atendido “por falta de tiempo”. Cifras por allá. Cifras por acá. Firmas por allá. Firmas por acá. Documentos y contratos por allá. Documentos y contratos por acá. Gente que vota renovadores por allá. Gente que vota renovadores por acá. Obereños que son funcionarios por allá. Obereños que son funcionarios por acá. Pero las obras no están ni por allá ni por acá. Y el dinero tampoco. Es alarmante que nadie responda. Y lo que es peor, nadie pregunta.

fuente: Walter Anestiades – MisionesCuatro.com

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

− 4 = 5