El Caso López y su relación con Oberá

titorindsfleisch

Misiones Cuatro ha publicado algunos informes con anterioridad abordando la gran cantidad de dinero que el Estado Nacional envió al municipio de Oberá para hacer obras en tiempos de la administración kirchnerista. El municipio admitió haber recibido el dinero cuando lo manejaba Ewaldo Rindfleisch. Sin embargo, las obras no están y hay una sola denuncia judicial al respecto. ¿Qué funcionario del Estado Nacional trataba con sus pares del municipal? Un tal José López. El mismo que fue pescado “in fraganti” pretendiendo esconder millones de dólares en un convento bonaerense. Pero el asunto parece no interesarle ni al gobernador nacido en Oberá, ni al alcalde obereño, ni al Concejo Deliberante de Oberá, ni a la justicia obereña, ni a una buena porción de la sociedad obereña.

Excepto al ciudadano obereño Ramón Escobar que denunció el 9 de diciembre último por “malversación de recursos públicos” al ex alcalde Ewaldo Rindfleisch y al ex secretario de Desarrollo Urbano Juan Carlos Balsari. El otrora ministerio de Planificación Federal (hoy desaparecido y sus áreas fusionadas en otros ministerios) que manejaba Julio de Vido, tenía a su cargo un programa denominado “Más Cerca: Más Municipio, Mejor País, Más Patria”. A través de la Secretaría de Obras Públicas de la Nación se financiaban proyectos en los distintos municipios del país. —A Oberá llegaron $466.770,24 para realizar el denominado “Paseo de los Inmigrantes”. La obra figura como ejecutada en 2014 y el tal paseo…debería estar construido a la vera del arroyo Tuichá desde la avenida de los Inmigrantes hasta el Complejo Polideportivo, abarcando unos trescientos metros hasta la calle Piedrabuena. En el lugar no hay más que pasto crecido y un arroyo lleno de basura, además del ex lago rellenado y un par de baldosas (¿serán el paseo?) . —A Oberá llegaron $529.166,57 para la “puesta en valor” de la plaza Malvinas. Las obras visibles sugieren cifras menores y de mala calidad. De hecho los contrapisos ya se deterioraron. —A Oberá llegaron $543.504,17 para la “puesta en valor” de la plaza “La Boca” de Cien Hectáreas. Sucede lo mismo que en la otra plaza: no hay manera, ni siendo demasiado optimista, de creer que ese espacio público fue revestido con más de medio millón de pesos. El por entonces funcionario municipal, arquitecto Juan Carlos Balsari, firmó un informe que fue entregado a Escobar en el que admite que el estado obereño recibió esos montos. ¿Quién estaba a cargo de la Secretaría de Obras Públicas de la nación? El ingeniero civil tucumano José Francisco López. La “mano derecha” de De Vido. El mismo que fue detenido en la localidad bonaerense de General Rodríguez cuando pretendió esconder bolsos que contenían millones de dólares en un monasterio de la zona. La detención de López y la investigación sobre el origen de los fondos que pretendió esconder es un asunto que está en boca de todos los argentinos. Y no es para menos, dada la contundencia de las imágenes y tratándose de un ex funcionario que lo fue durante los doce años de kirchnerismo y que tenía en sus manos el reparto de dinero para obras públicas en cualquier punto del país. Interesa a toda la Argentina. Menos a Oberá. El gobernador renovador Hugo Passalacqua es obereño y seguramente ama a su ciudad natal. Pero se ve que no tanto como para meter la nariz en saber que fue de obras que deberían estar para el conjunto de los ciudadanos y no están. El alcalde renovador Carlos Fernández jamás impulsó investigación alguna sobre su antecesor renovador, a pesar de quejarse reiteradamente en los micrófonos de “la herencia recibida”. El Concejo Deliberante, ahora con nueve integrantes, con carta magna y todo, tuvo en sus manos los números del presupuesto 2015 (gestión Rindfleisch) en la última sesión ordinaria de mayo. Pero sólo hubo “objeciones” del concejal del PRO Horacio Loreiro. ¿Y los otros ocho? Ariel Chaves Rossberg, Valeria Benítez, Luis Vitelli, Abel Aguzezko, Raúl Zabala, Héctor Antúnez Proeza, Alejandro Etcheberger y Paula Reinoso son de la alianza renovación-kirchnerismo. Pero hace menos de un año seis de ellos hicieron campaña para llegar a sus bancas montados en las críticas a esos números que ahora aprobaron o como quieran llamarlo al trámite express que hicieron. El Tribunal de Cuentas de la provincia ahora deberá “investigar” a Rindfleisch. ¿Nueve concejales y eso es lo único que pueden hacer frente al hecho de que llegó dinero para obras que nunca se hicieron? La denuncia de Escobar está en manos del juez Horacio Alarcón y la fiscal Myriam Silke. Como sus pares de nación, la investigación que llevan adelante viene a paso de tortuga. “Me entero ahora”, le dijo Adrián Paenza al presidente del CONICET cuando Alejandro Ceccatto reveló que los subsidios para los investigadores que Paenza le reclamaba a este gobierno estaban impagos desde 2013, cuando gobernaban aquellos que él adora. En Oberá la cosa viene peor. Algunos no se enteraron de nada antes, tampoco ahora y parece que nunca. – Vía MisionesCuatro.com

fuente: Walter Anestíades – misionescuatro

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

+ 66 = 69