La CAME: “El puerta a puerta es como volver a los noventas”

Tierra-del-Fuego-Industria

Sectores vinculados con el comercio y la industria nacional aseguran que el nuevo sistema es “competencia desleal”. “Es un golpe más a las industrias y comercios pymes”, indican. El caso de China.

El sistema puerta a puerta  quedó reglamentado este miércoles en la resolución general 3915 de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), publicada en el Boletín Oficial.  Sin embargo, ya recoge críticas de sectores vinculados a la industria y comercio nacional.

El titular de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Vicente Lourenzo, expresó que con este nuevo modelo “se permiten compras anuales de u$s 1.000 por persona”, lo que llevado a nivel nacional “son u$s 4.000 por familia, por cinco envíos al año, son u$s 20.000 al año; por un millón de familias, son u$s 20.000 millones que se irían a buscar productos chinos”. Lourenzo expresó que comprar productos en plataformas chinas, para el consumidor es “tocar el cielo con las manos” ya que “le cuesta 60-80% más barato, aún pagando la tasa del 50%”.

El encargado de la CAME agregó que no están en contra de que los argentinos tengan la posibilidad de comprar vía online ya que eso es “el futuro”, pero “el problema es que se dé la posibilidad de comprar en plataformas de productos de origen asiático, especialmente de China”. Explico que los productos chinos reciben un subsidio por parte del gobierno para tener la posibildad de “vender al mismo valor que les cuesta producirlos, además que el salario del obrero chino es más barato que el del obrero argentino”.

“Nosotros no tenemos problemas de competir con brasileños, colombianos, pero esto es aventar el dumping, regalar el mercado argentino a manos de los chinos, esto para nosotros es claro y preocupante”, concluyó Lourenzo según consignó la agencia Télam.

Por otro lado, el presidente de la Cámara Industrial de las Manufacturas del Cuero (CIMA), Ariel Aguilar, dijo que el regreso del sistema “es un golpe más a las industrias y comercios pymes”. “Esta es una medida que afecta a las industrias locales de mano de obra intensiva como marroquinería, textil y calzado ya que, por hasta 200 dólares, llegará mercadería de manera directa y pagando muy pocos impuestos. Esto constituye una competencia desleal”, afirmó Aguilar en un comunicado.

Éste culminó explicando que “una cartera que llega a la Argentina a través de un importador, luego de pagar todos los impuestos correspondientes, puede tener un precio en un local comercial del orden de los 1.100 pesos. Mientras que la misma cartera que llega a través del sistema ´puerta a puerta´ puede valer entre 600 y 700 pesos”.

fuente: fortunaweb

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

2 + 7 =