Unos 1.200 madereros trabajan con cargas horarias reducidas

madereros

El dato fue revelado por el titular del Sindicato de la Madera de Eldorado, Domingo Paiva. Además expresó que dos empresas más acortaron las jornadas laborales.

Los madereros continúan en un crítica situación laboral, a tal punto que el Sindicato Obrero de la Industria Maderera de Eldorado (Soime) Domingo Paiva, indicó que “aproximadamente unos 1.200 compañeros están con reducción en sus cargas horarias, provocando un gran perjuicio en la economía familiar”.

En una comunicación con PRIMERA EDICIÓN, el gremialista también remarcó que los aserraderos y las fábricas de terciado continúan acortando las jornadas laborales, “pero la buena noticia es que tras la cesantía de unos 50 obreros de Coama Sudámerica, en las últimas semanas no hubo más despidos en las empresas”.

Con respecto a la reducción de jornada laboral, el dirigente del Soime expresó que “en las últimas semanas, tras conversaciones con los compañeros confirmamos que tenemos mucha reducción de jornada, alrededor de 1.200 personas están en esta situación”.

“Hay muchas empresas que están acortando las cargas horarias sin comunicarlo de manera oficial, porque arregla con el personal que vayan solamente tres días a la semana, pensando que no será una crisis larga y que en las semanas que vienen se podrá mejorar”, explicó Paiva, quien añadió que “la falta de comunicación dificulta la ayuda a los trabajadores por parte del Sindicato, por lo que pidió a los madereros a informar la situación de cada empresa del Norte.

Paiva comentó que el sindicato realizó un relevamiento en mayo y en ese entonces ya había varias empresas con jornadas reducidas, ya sea con paralización de un día. Pero por estos días hay “algunas fábricas que están analizando parar más días a la semana”.

“Creemos que estas medidas tomadas por los empresarios son de buena fe, porque de lo contrario estarían perjudicando a sus trabajadores. Sin embargo, no descartamos que sean decisiones para obtener algún tipo de beneficio”, indicó el dirigente.

Paiva reveló que otra arista de la problemática maderera: “Hay despidos acordados, que es cuando un trabajador solicita la salida de la empresa por los bajos salarios y para saldar algunas deudas contraídas con anterioridad, entonces busca otro trabajo más rentable”.

“En este caso se arregla el pago del 60-70% aproximadamente de la indemnización que le corresponde y se van”. El dirigente indicó que en estos casos no existe “un registro que se maneja desde el Sindicato, porque es un derecho de los trabajadores y en este caso el obrero lo hace por una cuestión de necesidad monetaria”, agregó el maderero.

Crisis prolongada
El secretario del Soime participó la semana pasada de una reunión con funcionarios nacionales de la cartera de Trabajo, donde también estuvieron el intendente de Montecarlo, Julio Barreto y los obreros de la empresa Henter, quienes recibieron una ayuda económica para paliar la situación laboral. “El problema de la paralización es real, por suerte se pudo conseguir un aporte para los trabajadores de Henter, porque en la actualidad, con las reducciones de horarios, los salarios de los trabajadores son muy inferiores al año pasado. Algunos compañeros están cobrando al menos el 50 por menos en comparación al año pasado y eso es insostenible para ellos, ya que es el único ingreso en la familia”, finalizó.

fuente: primeraedicion

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

18 − 11 =