Las ventas minoristas se desplomaron casi 10% en junio

gondola

La confederación empresarial CAME consideró al mes pasado como “muy malo” por la restricción del gasto de los consumidores. La baja en el primer semestre fue de 6,4% interanual.

Las ventas de los comercios minoristas cayeron un 9,8% en junio, un mes “muy malo” para el comercio, y cerraron el primer semestre con una baja generalizada del 6,4 por ciento.

Así lo reportó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) al dar a conocer los datos sobre la encuesta de ventas realizadas a centenares de comercios en todo el país durante junio.

El mes pasado se convirtió en el sexto mes consecutivo en que las ventas mostraron una baja, lo cual agravó la situación de las empresas del sector, que con poco margen de liquidez, deben afrontar las fuertes subas en los costos de la actividad, dijo la CAME.

El consumidor volvió a controlar con meticulosidad su presupuesto en el sexto mes del año, al evitar compras innecesarias y tratar de encontrar los mejores precios y las ofertas más convenientes del mercado.

“La situación es grave, porque no se trata de una retracción por expectativas desfavorables, sino por la pérdida concreta de ingresos en muchas familias que las obliga a recortar su canasta de consumo”, indicaron en la entidad.

La venta de electrodomésticos y artículos electrónicos fue la que más sintió la retracción, ya que arrojó una baja del 19,2% en el sexto mes del año, en comparación con el mismo período de 2015.

El rubro de bijouterie cayó 14,7%; las ventas de materiales para la construcción se redujeron un 13,6%; y las ferreterías anotaron un retroceso del 13,2%, con ventas “muy flojas” durante todo el mes.

Lo que levantó un poco la demanda fue el Día del Padre, aunque la fecha este año estuvo modesta; y sobre fin de mes, algunos cobros anticipados de aguinaldos ayudaron a mover el consumo, pero tampoco fue suficiente. Es que si bien los comercios activaron cuotas y ofertas tentadoras, las familias evitaron endeudarse más de lo necesario para no continuar sobrecargando las tarjetas donde ya manifiestan restricciones para cumplir con los pagos.

Con el resultado de junio, las ventas minoristas medidas en cantidades registraron una caída promedio interanual de 6,4% en el primer semestre del año. Pero a pesar del panorama desalentador, muchos empresarios prefieren olvidar los últimos meses y poner las expectativas en el segundo semestre donde se espera algún repunte, dijo la confederación empresarial.

Marcas y comercios de ropa, zapatos y accesorios para damas, caballeros y artículos del hogar se lanzaron a liquidar la temporada a tan sólo doce días de iniciado el invierno, con descuentos de hasta el 60% para promover sus ventas ante un consumo que viene en baja desde enero.

Resulta insólito, pero a doce días de haber comenzado el invierno los comercios de la peatonal Florida en la ciudad de Buenos Aires ya muestran las ofertas por liquidación de temporada, una manera de llamar la atención de los consumidores, que están cautelosos por el fuerte alza en el costo de vida.

La Ciudad acumuló una inflación del 25,2% en los primeros cinco meses del año y alcanzó el 44,4% en los últimos doce meses, lo que degradó el poder adquisitivo de los salarios y llevó a los consumidores a ajustarse los cinturones para no gastar por encima de sus posibilidades.

En paralelo, los comercios deben enfrentar la suba de hasta el 600% en las tarifas de energía eléctrica, entre otros costos fijos, y también el resultado de la paritaria, que contempla un aumento salarial del 20% por seis meses (hasta septiembre) y el pago de dos sumas fijas no remunerativas de $1.000 cada una.

fuente: infobae

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

+ 75 = 84