Emsa descontó cuotas del Iprodha a los empleados y no transfirió los fondos

ferreiraemsa

Debía girar al Instituto habitacional el monto de las cuotas de viviendas de unos 400 empleados. Fue intimada por quince meses de atraso. La empresa que dirige “Pity” Ferreyra se quedó con plata que no le pertenecía.

La empresa provincial Emsa, que preside el clossista Sergio “Pity” Ferreyra, sigue cometiendo descalabros con los fondos que administra.

Después del tarifazo exorbitante que aplicó en febrero, los desmanejos con los subsidios a la energía y los embargos de Afip y la Federación de Luz y Fuerza por compromisos adeudados, ahora aparece envuelta en otro escándalo.

Sucede que la empresa se quedó durante quince meses con plata que descontó a los trabajadores y debía transferir al Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional, pero no lo hizo.

La empresa tiene un convenio con el Iprodha por las viviendas de unos 400 empleados de la prestataria eléctrica, por lo tanto, les descuenta a los trabajadores el valor de las cuotas y luego transfiere esos fondos al organismo constructor.

Pero durante los últimos quince meses la transferencia no se hizo y recién pudo ser destrabada después de una intimación que envió el Iprodha a los deudores, los que rápidamente presentaron la queja al sector de Administración de Emsa, llegando el reclamo en minutos a “Pity” Ferreyra.

El presidente dio la orden de depositar los fondos y el escándalo terminó. Pero los trabajadores se preguntan ¿cuál es la razón de la demora? ¿Acaso “Pity” se vio seducido por las altas tasas que ofrecen los plazos fijos bancarios y colocó esos fondos a especular en el banco?

Y si fuera así ¿dónde quedó el capital? ¿O los intereses? Cabe recordar que la tasa promedio de los plazos fijos es de 2,5% mensuales. Lo cierto es que desde el Iprodha indicaron que “tuvimos que mandar intimación a los trabajadores para que la empresa vuelva a depositar los montos descontados del salario de cada uno”.

En promedio son unos 400 empleados de Emsa que tienen viviendas del Iprodha y deben pagar mensualmente una suma cercana a los 800 pesos.

El total sumaría 300 mil pesos mensuales, monto que multiplicado por quince meses alcanza los 4,5 millones de pesos, los que a la vez dejarían un millón en intereses de ser puestos en plazo fijo durante un año.

En los comentarios políticos se menciona que le queda poco tiempo en el cargo al polémico funcionario, luego de la escandalosa suba de tarifas. Aunque otros opinan que el Gobierno esperará que pague el costo político antes de desplazarlo.

fuente: primeraedicion

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

69 − 63 =