Futbol para todos: En la causa figura la búsqueda en Misiones, de los camiones IVECO

iveco

En las 343 páginas que tiene el expediente judicial que se fueron acumulando a lo largo de dos años de investigación, surge efectivamente que la jueza Federal María Romilda Servini libró oficios en Misiones para determinar el destino de algunos de los 159 camiones con los que la empresa Iveco le pagó al Estado, por la publicidad realizada en la transmisión de los partidos de fútbol de los campeonatos de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), durante la gestión kirchnerista; puntualmente, entre 2009 y 2015.
En el expediente, se confirma lo que viene publicando el diario El Territorio desde hace un mes. Con fecha 11 de abril del año en curso, se libró oficio al jefe de la Dirección General de Delegaciones de la Policía Federal Argentina, a efectos de que arbitrara los medios necesarios para que personal de las representaciones de esa fuerza que por jurisdicción corresponda, se constituyan en las sedes municipales de Garupá, Caraguatay y Montecarlo.
Ahora la Justicia deberá determinar qué destino tuvieron estas unidades. En Misiones, algunos de estos móviles tipo van habrían estado trabajando bajo las órdenes de una empresa, lo cual representaría una grave irregularidad, porque estaban pensados para ser entregados a organismos públicos.
De lo que surge del expediente, tales cuestiones están en conocimiento de la magistrada, ya que la fuerza de seguridad citada fotografió los vehículos otorgados a cada dependencia en relación a los convenios de cesión o comodato celebrados con la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable que dependía de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación, recibidos por el Estado nacional de parte de la empresa Iveco Argentina SA, en relación a los convenios de sponsoreo por los torneos de fútbol.

Investigación compleja
El destino de los camiones Iveco representaba un solo aspecto de la causa que tuvo su inicio el 26 de mayo del año 2014, a raíz de la denuncia efectuada por la legisladora de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, María Graciela Ocaña.
Hace una semana, la juez federal procesó a los ex jefes de Gabinete del kirchnerismo, Aníbal Fernández, Jorge Capitanich y Juan Manuel Abal Medina, como así también al presidente de la AFA, Luis Segura,  en la causa por irregularidades en el programa Fútbol para Todos. La medida se hizo extensiva también a los dirigentes de esa entidad Rafael Savino, Carlos Portel, José Lemme,  Miguel Ángel Silva, Eduardo Spinosa y Rubén Raposo.
De acuerdo al escrito de la magistrada, ante la tarea de rastrear por todo el país -para verificar la existencia de estos rodados y ante el daño ocasionado por la omisión de control-, propuso un embargo a los funcionarios procesados en torno a los 10 millones de pesos.
La empresa Iveco Argentina SA fue el único auspiciante privado que tuvo el programa Fútbol para Todos entre 2009 y 2015.
En dicho período, la Jefatura de Gabinete firmó seis contratos de publicidad con la empresa automotriz Iveco.
El monto era de 85 millones de pesos que la compañía pagó con 159 unidades de distintos modelos –algunos camiones y otros denominados “utilitarios”–, por un monto de 60,2 millones de pesos; y 24,8 millones de pesos en efectivo.
La mayoría de los vehículos fueron a parar a distintas reparticiones públicas o posiblemente a algunas empresas, como se investiga en Misiones.

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

36 + = 41